Adiós a la aguja que hilaba los sueños de la alfombra roja, adiós a lápiz que dibujaba las siluetas de estrellas y las hacía brillar envueltas en seda, tul y chantilly. Adiós al modisto entre los modistos, adiós a Óscar de la Renta.

Óscar de la Renta ha fallecido esta madrugada a los 82 años a causa del cáncer que le había sido diagnosticado en 2006 y que no le impidió seguir trabajando hasta el final.

El último  gran éxito de Óscar de la Renta ha sido el traje de novia de la mujer que le echó el lazo al dedo de George Clooney, la bella Amal Alammudin. Sin duda un broche de oro para su carrera que casi no necesitaba, porque ésta es sólo una mota de polvo cósmico en el universo de astros que Óscar De la Renta vistió. 50 años embelleciendo a las mujeres más influyentes del mundo. Desde Jacky Kennedy hasta Michelle Obama, las primeras damas siempre han confiado en su buen hacer.

Y también, Sarah Jessica Parker, Nicole Kidman, Sandra Bullock o Penélope Cruz entre una infinidad de celebrities que siempre acertaron cuando eligieron alguno de sus diseños para impactar sobre alfombras rojas y eventos de categoría mundial y han sido precisamente ellas, las mujeres, las estrellas,  las principales valedoras de un estilo que nunca ha defraudado. Aclamado por la crítica y por sus compañeros del gremio Oscar de la Renta no sólo evolucionó con la moda, fue la moda misma.