Lo que necesitas saber de esta semana en 140 segundos

Pensábamos que el arte de escribir cartas se había perdido como el de hacer ganchillo pero España se ha puesto hipster y las misivas han protagonizado la semana.

La primera iba dirigida a Javier rodríguez, consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el remitente era Javier Limón, el marido de Teresa Romero, en el escrito le reprochaba su actuación en el caso y sus comentarios de barra de bar.

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid contestaba a su vez  con otra epístola dirigida a Teresa para pedirle perdón por haberla culpado de su contagio de ébola, pero de poco le ha servido el arrebato de solidaridad tardía a Rodríguez  porque Teresa Romero y Javier Limón hayan anunciado que van a tomar medidas legales contra él. Pero la carta que nos ha conmovido es la que Limón dedicaba a su perro sacrificado. En Irispress quisimos saber qué pensaban los vecinos de Alcorcón sobre el sacrificio de Excalibur, ellos lo tienen claro. Fue innecesario. Mientras tanto, Teresa que por fortuna ha recuperado la consciencia, desconoce el cruel destino de su mascota, nadie se atreve a darle el golpe.

No sabemos si la enfermera Nina Pham le ha escrito una carta a su perro Bently mientras se recupera en EE.UU, sí sabemos que la mascota ha tenido más suerte pero esta no es la única diferencia entre EEUU y España en la gestión de la crisis de ébola.En el país norteamericano tardaron 90 minutos en aislar a la enfermera y no 6 días, por poner un ejemplo.

Por cosas como esta, la carta más esperada por Rajoy no ha llegado y Obama ha dejado a España fuera de su videconferencia con los líderes internacionales, eso sí, ha pedido las bases de Rota y Morón para que sus tropas hagan escala en España. Y hablando de tropas se han cumplido 10 años desde que España abandonó Iraq, y para celebrarlo ¡sorpresa! Vamos a volver.

Panorama negro, negro como el caso de las tarjetas de Bankia, ese banco que hubo que rescatar con el dinero de todos para que sus consejeros se lo pulieran en vicio mientras los recortes en educación han obligado a los colegios a estirar su dinero hasta el punto de que se ha servido sopa de gusanos en 3 colegios de León. El Ampa de uno de ellos lo denunciaba, una vez más esta semana, con una carta.