El gobierno de Hong Kong expulsa a los estudiantes de las calles

Los estudiantes de Hong Kong, sorprendidos por el cambio de estrategia del gobierno pierden espacio para sus protestas. La policía de Hong Kong han limpiado uno de los principales sitios de protesta pro-democracia de la ciudad. Ha desmantelado de madrugada y sin previo aviso las barricadas colocadas por los estudiantes.

A las siete de la mañana daban comienzo los trabajos de ‘limpieza’. En menos de media hora, se habían retirado barricadas que impedían el acceso alas de metal, palos de bambú y contenedores de basura que eran utilizadas para impedir el acceso del tráfico rodado.

Un grupo de estudiantes estudiantes han presentado una resistencia pasiva ante la actuación policial. Se han limitado a permanecer sentados en la vía pública, pero no se ha producido ningún altercado con las fuerzas de seguridad.

Los estudiantes confían en activar las protestas el fin de semana

Las negativas del gobierno de Hong Kong a negociar con los insurgentes y el carácter pacífico de la protesta están llevando a un callejón sin salida a los estudiantes. Poco a poco las manifestaciones se desinflan y la actuación policial está restringiendo los lugares donde se realizan las acampadas. No obstante, persisten los cortes de tráfico en la calle principal de Mong Kok y los organizadores de las manifestaciones confían que a lo largo del fin de semana las protestas se hagan más patentes en otras plazas de Hong Kong.