Ébola: Obama pide cobijo, pero no opinión a España

Barack Obama se ha reunido por videoconferencia con diversos líderes internacionales a causa de la crisis del ébola. En esa reunión estaban François Hollande, Angela Merkel, David Cameron y Matteo Renzi. Repetimos, Hollande, Merkel, Cameron y Renzi. Podríamos repetirlo una y mil veces más y seguirían sin escuchar el nombre del presidente del gobierno del primer país del mundo desarrollado en el que se ha producido un contagio de ébola. No estaba Mariano Rajoy

Obama ha dejado fuera del todo al único país que podría aportar experiencia en una situación similar a la que ellos están atravesando. Aunque para ser justos, eso no es del todo cierto.

Barack Obama ha solicitado al ejecutivo español autorización para usar las bases militares de Rota y Morón de la Frontera para que las tropas que han enviado a Liberia a contener la epidemia hagan escala en ellas.

Así, la experiencia, buena o mala, en cualquier caso experiencia, de España a la hora de afrontar esta situación ha sido ninguneada, pero, una vez más,  su privilegiada situación geográfica se podría poner al servicio de la gran Potencia.

¿Cuáles han podido ser los motivos de este reducido grupo internacional para dejar al margen a España?

La clave podría estar en cómo la comunidad internacional ha percibido la gestión que desde el Gobierno español se ha hecho de la crisis del ébola.

Morenés abordará el uso de las bases con las autoridades estadounidenses en sus viajes esta semana a Florida y Washington, hasta entonces, hasta que sepamos si España cede a la petición de EE.UU, en el asunto del ébola, no pintamos nada.