Idaho celebra su primer matrimonio gay

 

Ahora sí, ahora no: Idaho celebra, por fin, su primer matrimonio gay

Creían que lo habían conseguido hace una semana, cuando una corte federal derogaba la ley que prohibía el matrimonio gay en Idaho, pero hasta hoy 15 de octubre no se ha sido legalmente posible celebrar el enlace gay  de Amber y Rachel Beirle, el primero del  Estado. A petición del Gobernador republicano del estado Butch Otter, el juez del Tribunal Supremo, Athony Kennedy suspendía temporalmente los enlaces entre parejas del mismo sexo en Idaho solo un día después de que esta corte federal los legalizara. Según el gobernador, celebrar este tipo de bodas gay podría causar ” caos, confusión, conflictos e incertidumbre”, pero se le olvidó decir por qué.

El caso es que el pasado viernes esa suspensión del Tribunal Supremo sobre el matrimonio gay fue tumbada y la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito decidió el lunes, que sería el día de hoy cuando comenzarían a expedirse los certificados matrimoniales.

Así Rachel y Amber Beirle, una de las parejas que más luchó por que se legalizara el matrimonio gay en Idaho, han cumplido hoy el sueño de unir sus caminos ante los ojos de la ley.