Obama toma las riendas de la crisis del ébola

El presidente norteamericano Barack Obama toma las riendas en la crisis provocada por el primer contagio de ébola en el país y ordena abrir una investigación cuyos resultados se den a conocer a la opinión pública lo “más pronto posible” donde se pongan al descubierto el “aparente fallo en los protocolos de seguridad”.

Obama encargó directamente a la secretaria de Salud y Servicios Humanos, Sylvia Burwelle, que se ponga a ello y dejó en manos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), la realización de dicha investigación. Todo ellos a través de una conversación telefónica, según un comunicado de la Casa Blanca.

Preparación y medios a los hospitales

Obama ha pedido a los hospitales norteamericanos que adopten medidas adicionales “inmediatas” para garantizar que cuentan con los medios necesarios y estén “preparados” para seguir los protocolos adecuados para tratar con enfermos de ébola.

Asimismo desde los CDC se trabajará con las autoridades locales y estatales con objeto de revisar el procedimiento de control infeccioso del hospital afectado así como la secuencia de uso de los trajes de protección personal.

La afectada llevaba el traje de protección requerido, con bata, guantes y máscara, durante su contacto con el enfermo, pero “en algún momento hubo un fallo en el protocolo” de seguridad que ahora las autoridades de los CDC van a investigar, sostuvo.