La ciudad kurda de Kobani a punto de caer en manos de EI

La ciudad kurda de kobani, a punto de caer en manos de EI. Los yihadistas están culminando el asedio a esta plaza ante la mirada impasible del ejército turco desplegado en la frontera a pocos kilómetros del sitio. 10.000 civiles kurdos se han quedado atrapados en esta zona que, a juicio del enviado de la ONU en Siria, podría repetirse una matanza similar a la sucedida en Svrenica, durante la guerra de los Balcanes.

Los combates desiguales entre las milicias de Estado Islámico -cuentan con mejores armas y más soldados- y las resistentes del YPG kurdo en la ciudad de Kobani se decantan a favor de los radicales, que ya han conseguido el control de la mayoría de las plazas.

Poblada por 400.000 habitantes antes de comenzar la ofensiva de Estado Islámico, apenas quedan entre los escombros de las casas a las que se ha visto reducida un millar,la mayoría ancianos que no la han querido abandonar. Los habitantes han emprendido un éxodo ante el temor de ser ejecutados por los radicales sunís, ya que mayoritariamente son kurdos. Cerca de la mitad han sido acogidas en la vecina Turquía.

Pasividad internacional

Precisamente, sobre ese temor ha alertado el enviado especial de la ONU en Siria, quien ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional para que rompa su pasividad y tome medidas para evitar «una matanza como la ocurrida en Svrenica» durante la guerra de los Balcanes, cuando la toma de la ciudad dio paso a una represión y asesinatos de la población civil.

Una inactividad que también está haciendo patente el ejército turco, que ha desplegado su infantería pesada a lo largo de la frontera desde que los radicales completaran el cerco, pero que no intervendrá en solitario en la zona. El gobierno de Ankara actará en el conflicto con tropas terrestres pero dentro de una coordinación internacional.