Aparecen cuatro fosas comunes con cuerpos de la matanza de estudiantes en Iguala

Cuatro fosas comunes con restos humanos, posiblemente cuerpos de estudiantes asesinados el 26 de septiembre en Oaxaca, aparecen en la localidad de Iguala, en el Estado de Guerrero (México). Su localización ha sido posible gracias a las declaraciones de los policías detenidos por su participación en los choques con las fuerzas de seguridad que se produjeron en una manifestación de Estudiantes de la Escuela Rural de Ayotzinapa en la que se produjeron seis muertos, diecisiete heridos y la desaparición de 43 estudiantes.

De momento las autoridades mexicanas han conseguido exhumar 28 cuerpos de otra fosa común -se han localizado cinco enterramientos clandestinos hasta ahora, hallada hace unos días y están tratando de identificar si pertenecen a estos estudiantes. Labores complicadas porque los restos están calcinados.

Se han detenido a 34 personas, entre civiles y policías municipales como presuntos responsables de los incidentes provocados en la manifestación y presuntos autores materiales de los ataques que se produjeron en Iguala.

Intervención presidencial para acelerar las investigaciones

La preocupación es patente en México. El propio presidente de la República, Enrique Peña Prieto, ha pedido que se aceleren las investigaciones sobre un hecho que ha calificado como “un acto de barbarie”. Peña Nieto, manifestó. asimismo, su preocupación porque sucesos como el crimen de Igualada sigan asociando a México con delincuencia. “Empaña el esfuerzo colectivo y nacional para lograr que México sea un país de desarrollo”, ha lamentado, según medios locales.