El gobernador de Hong Kong acusado de soborno

Se complica el futuro político para el gobernador de Hong Kong. Además de lidiar con las protestas estudiantiles que paralizaron la ciudad durante diez días -las negociaciones comienzan este viernes, Leung Chung-ying se ha despertado con una noticia en el australiano “Sidney Morning Herald” con la acusación de haber recibido pagos millonarios de una compañía australiana a cambio de apoyar sus negocios en la isla.

El rotativo australiano asegura que una firma de ingeniería, UGL, firmó con él un acuerdo secreto por el cual recibió más 5 millones de euros. Los pagos se realizaron en 2012 y 2013, los dos primeros años de su mandato.

Dinero proveniente de una indemnización

El gobernador de Hong Kong justifica el dinero recibido como consecuencia de haber recibido una indemnización de la empresa donde trabajaba, una sociedad que fue adquirida por UGL. En un comunicado asegura que “no existía ninguna obligación de que el señor Leung declarara los pagos”, ya que “corresponden a la renuncia del señor Leung de DTZ, no a servicios futuros que pudiera proveer”.

Si se demostrara la acusación de soborno, Leung se enfrentaría a un grave caso de corrupción. Un hecho que no sería la primera vez que ocurriera en Hong Kong con sus dirigentes políticos. Precisamente su antecesor en el cargo,  Donald Tsang, fue acusado de recibir regalos de magnates, como viajes privados a Tailandia o Japón, a cambios de tratos de favores.

Esta acusación, sin duda, complica su presente político, ya que una de las cuestiones que ponen en la mesa de negociaciones los líderes de las protestas estudiantiles es su dimisión. El otro asunto es la exigencia de mayor democracia y el derecho a elegir sin ningún tipo de filtro al futuro gobernador en las elecciones de 2017. Ambos temas, están haciendo cambiar, según el diario, los apoyos que Leung Chung cuenta actualmente en el gobierno de Pekín.