Cuatro muertos en otra noche de manifestaciones  en Turquía

Cuatro muertos más en las manifestaciones de los kurdos en Turquía. Por tercer día consecutivo han salido a la calle para denunciar la negativa del Gobierno de proteger la localidad siria de Kobani del Estado Islámico. Ya son, al menos 19 fallecidos a manos de las fuerzas de seguridad y debido a las disputas que se suceden en las calles.

Por su parte, la oficina del Gobierno de Estambul habla de 30 heridos, incluidos ocho policías, y 98 detenidos en «protestas ilegales» en la ciudad más grande de Turquía.

Contundencia policial para reprimir a los manifestantes

La policía turca utilizó cañones de agua y gases lacrimógenos contra los manifestantes. Un joven murió en el este de Turquía tras ser alcanzado en la cabeza por un bote de gas lacrimógeno disparado por un policía durante una manifestación.

En Estambul, un abogado fue hospitalizado tras ser herido en una intervención policial en donde hubo enfrentamientos en dos barrios. En Denizli, un anciano fue gravemente herido al ser alcanzado por una piedra, supuestamente lanzada por los manifestantes contra la Policía. El partido pro-kurdo HDP, la cuarta formación parlamentaria, pidió una movilización general de la población contra las intenciones de los yihadistas de tomar Kobane y contra el “embargo” de Turquía a la ciudad asediada.

El HDP difundió un manifiesto, firmado por 160 académicos de universidades turcas, británicas, norteamericanas, francesas y españolas, entre otras, que piden respaldar a las milicias kurdas defensoras de la ciudad. “Hacemos un llamamiento urgente a las fuerzas de la coalición contra el Estado Islámico (EI) y a la comunidad internacional en general para que actúen de inmediato y eviten un desastre inminente, apoyando a los kurdos en su lucha de autodefensa”, reza el texto. Entre tanto el número de civiles que huyen de la ciudad asediada y buscan refugio al otro lado de la frontera (en la foto) aumenta.