Los sanitarios reclaman la dimisión de Mato a las puertas del Carlos III

Un mensaje de ánimo a Teresa y un grito unánime: «Mato Dimisión». Estas dos son las consignas más coreadas en la concentración convocada por los colectivos sanitarios para protestar por el modo en que las autoridades sanitarias están gestionado la crisis provocada tras el contagio de una auxiliar de enfermería que había estado en contacto con los dos misioneros muertos por el virus del ébola.

Poco antes de las 18 h la entrada al hospital Carlos III se fue llenado de personas, algunos de ellos vestidos con los uniformes sanitarios y otros llevando a sus perros en solidaridad con Excálibur, la mascota de Teresa y Luis que ha sido arrancada de su domicilio por la Comunidad de Madrid para su sacrificio.

Convocados a través de las redes sociales, este acto es la segunda manifestación de protesta de los colectivos sanitarios tras la confirmación del primer contagio de ébola en España. La primera tuvo lugar ayer martes. Entonces salieron a la calle durante cinco minutos a las 11 de la mañana a protestar a la entrada de sus puestos de trabajo.

En el hospital donde se han congregado permanecen ingresadas seis personas, cinco de ellas en observación y cuarentena hasta que se diagnostique han contraído la enfermedad. De los cinco, tres son trabajadores de La Paz o del Carlos III que como Teresa estuvieron asistiendo a los dos misioneros fallecidos.