14 manifestantes muertos en Turquía

Catorce personas han muerto en Turquía en las últimas horas en las protestas convocadas en diferentes ciudades del país reclamando a las autoridades que intervengan militarmente en ayuda de las tropas kurdas que defienden la ciudad de Kobani. En esta localidad siria situada a pocos kilómetros de la frontera se están liberando duros combates con los yihadistas de Estado Islámico.

Utilizan fuego real contra los manifestantes

Las protestas han estado encabezadas por la comunidad kurda  han sido reprimidas con extremada dureza por parte de las fuerzas de seguridad turcas, que han utilizado gases lacrimógenos, cañones de agua y fuego real para soforcarlas, según informa el diario turco ‘Hurriyet’.

El ministro del Interior turco, Efkan Ala, ha llamado al fin de las protestas subrayando que “la violencia no es la solución”. La violencia, en su opinión, sólo genera “represalias”, y ha pedido el fin “inmediato” de esta “actitud irracional” -señala-.

Presuntos miembros del grupo islamista radical Hezbolá se han enfrentado con manifestantes en la ciudad de Diyarbakir, matando a dos personas. Un ataque posterior contra un edificio perteneciente a esta formación se ha saldado con la muerte de tres personas, tal y como ha recogido la agencia turca de noticias Firat.

Por otra parte, miembros del Partido Causa Libre, también vinculado a Hezbolá, han abierto fuego contra manifestantes en la localidad de Dargeçit, ubicada en la provincia turca de Mardin, matando a dos personas.

Calle por calle

Entre tanto, en Kobani, sigue la resistencia y los combates calle por calle. Los combatientes del grupo extremista suní Estado Islámico han avanzado hacia el suroeste de de la ciudad, lo que ha aumentado la presión sobre Ankara para intervenir en el conflicto. Las tres semanas de ofensiva y cerco a la ciudad se han cobrado más de 400 vidas, según informa el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.