¿Otro Bush en la Casa Blanca?

Bush, George W. Bush, el expresidente norteamericano del 11S y de la segunda Guerra de Irak, apoya a su hermano Jeb, antiguo gobernador de Florida, como candidato a la presidencia de los Estados Unidos para las elecciones de 2016. Podría ser el tercer miembro de la dinastía Bush en presidir los Estados Unidos de América. George y Jeb, son hijos del 41º presidente norteamericano, George H.W. Bush, cuyo mandato se desarrolló entre 1989 y 1993 y durante el que el país vivió la invasión de Kuwait por Sadam Hussein y la primera Guerra del Golfo. George W., su hijo, fue el número 43º, entre 2001 y 2009, tras las dos presidencias de Bill Clinton.

Fue el propio George W. Bush, durante una entrevista concedida a la cadena Fox News, quien respaldó la candidatura de su hermano a las primarias republicanas que designarán al candidato republicano a las elecciones presidenciales. El ex presidente afirmó: “Creo que sería un muy buen presidente. Él entiende lo que significa ser presidente … vio a su padre, y vio a su hermano”. Durante la entrevista contó que había tenido una conversación con él, y que le había animado a lanzarse a la Presidencia, pero la realidad es que Jeb se lo está pensando y analizando sus opciones

Ricce apoyaría a Jeb Bush

Si decide presentarse, cuenta con el apoyo de la ex jefa de la diplomacia, Condoleezza Rice, que en una reciente entrevista mostró sus preferencias por el ex gobernador de Florida, destacando su conocimiento sobre la importancia de la inmigración para EEUU, y “la necesidad de la reforma migratoria”. Rice también mostró su simpatía por el senador Marco Rubio, al que considera una “joven promesa” republicana.

Jeb Bush, de 61 años, está casado con Columba Garnica, de origen mexicano. Considerado “menos ortodoxo” que sus potenciales rivales, sería uno de los principales nombres entre los que se presentaran a la nominación republicana. Además de Rubio, otros candidatos posibles son el senador Rand Paul y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie. Entre los demócratas la favorita sigue siendo Hillary Clinton.

En España, Jef Bush es un viejo conocido; nos dejó la célebre consideración como “presidente de la república de España” refiriéndose a José María Aznar, en la visita oficial a nuestro país realizada en plena guerra de Irak , con la que pretendía abrirnos los ojos sobre las grandes oportunidades que surgirían tras los combates entre los países participantes en el conflicto belico en Irak y en un momento enel que era patente el rechazo mayoritario de la sociedad española a la intervención militar.

Aznar, Presidente de la República de España, según Bush

Pero su nombre saltó a la opinión pública mundial durante las presidenciales del año 2000, el estado de Florida en donde era gobernador propició el triunfo de su hermano, frente a las previsiones y sondeos que daban como ganador a Al Gore. Todo ello, causado por las llamadas “papeletas mariposas”, que provocaron una enorme confusión entre los votantes. Situación que tuvo en vilo la elección del nuevo presidente norteamericano durante dos meses que duró el nuevo recuento y la resolución de los recursos.