Rajoy y PSOE condenan el asesinato de Alan Henning

Alan Henning, asesinado por el Estado Islámico, ha sido recordado hoy por el líder del PP y por el PSOE. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha hecho llegar al primer ministro del Reino Unido, David Cameron, un telegrama en el que la manifiesta sus «más sinceras condolencias» y su «más decidida condena» por el «cruel asesinato» del ciudadano británico Alan Henning a manos del grupo terrorista Estado Islámico.

«Desde la más profunda conmoción, deseo expresarle, en nombre de mi Gobierno, del pueblo español y en el mío propio, mis más sinceras condolencias y mi más decidida condena del cruel y cobarde asesinato del ciudadano británico Alan Henning».

«Todos los españoles nos sentimos en estos duros momentos especialmente unidos al pueblo británico», ha indicado el presidente, asegurando que «España no dejará de apoyar a los países amigos y aliados en la lucha por la erradicación de la barbarie terrorista, y perseverará para que los responsables de este acto indigno respondan ante la justicia».

Por último, Mariano Rajoy ha rogado al primer ministro británico que trasmita sus condolencias, solidaridad y afecto «a la familia y a los amigos de Alan Henning».

Comunicado del PSOE

Por su parte, el Partido Socialista Obrero Español ha hecho público un comunicado en el que manifiesta su repulsa por el crimen cometido por los terroristas del denominado Estado Islámico. «El Partido Socialista Obrero Español desea expresar su más rotundo rechazo al salvaje asesinato del cooperante británico Alan Henning a manos del Estado Islámico».

También añaden que «La Ejecutiva del PSOE traslada a la familia y compañeros de Alan Henning su solidaridad y destaca, una vez más, la generosa labor de los cooperantes que siguen desarrollando su labor humanitaria en zonas de conflicto a pesar de la amenaza de esta sinrazón.» el comunicado de los socialistas hecho público esta mañana concluye afirmando que «El Partido Socialista mantiene que la imposición de las ideas con la violencia y con tan crueles y cobardes asesinatos no logrará ningún objetivo y hace un llamamiento a la firmeza de los estados democráticos para hacer frente a estos actos criminales sobre los que debe caer todo el peso de la justicia.»