Cae una red búlgara especializada en clonar tarjetas de crédito

Operaban en varios países y contaban con una serie de medios técnicos altamente sofisticados, tanto que ninguna operación policial anterior se había incautado de este tipo de material. Los detenidos son de origen búlgaro y el principal centro de falsificación de tarjetas se encontraba en tres ciudades de este país. Aunque desde hace diez meses habían conseguido montar una célula en Andalucía que contaba con su propio laboratorio.

En total han sido detenidas 31 personas, cinco en España y, por el momento no se ha podido cuantificar la cantidad de dinero que habían obtenido gracias al uso de estas tarjetas clonadas.

Los laboratorios estaban dedicados al estudio de los diferentes dispensadores de efectivo y los sistemas necesarios para la obtención de los números secretos PIN y de los datos contenidos en las bandas magnéticas de las tarjetas de los clientes, para después fabricar los componentes que utilizarán la totalidad de las células repartidas por diferentes países.

La organización se dividía en dos tipos de células, una especializadas en la colocación de dispositivos en cajeros para obtener los datos de las bandas magnéticas, y la otra, experta en la clonación de tarjetas y la posterior extracción fraudulenta de efectivo.