Entre pensiones, desempleo y deuda se va la mitad del presupuesto

 

El Gobierno afirma que casi el 55% de los números del Estado para 2015 se dedicarán al gasto social. Pero para los que ven los números con perspectiva, un dato, esta partida global solo crece un 0,7% respecto al año pasado y la subida está provocada por la subida de las pensiones un 0,25%. Es lo que percibirán de más en sus nóminas los pensionistas a partir de enero.

Los Presupuestos Generales del Estado presentados hoy en el Parlamento por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro para su debate y aprobación siguen siendo restrictivos. En grandes números sufren un recorte del 1,5%. En total el Estado tiene previsto gastar 347,839 millones de euros. El pago de los intereses de la deuda acaparará un 10% de esta cantidad. Esta cifra es, no obstante, más del doble de la que suponían los intereses de la deuda en 2008 (15.265 millones), cuando la deuda pública no representaba más del 34,3% del PIB.

En relación a otras partidas de inversiones, el Ejecutivo consigna 6.395 millones a Desarrollo e Innovación, planifica gastar  6.141 millones en infraestructuras, destina  6.027 millones a dotaciones a Industria y Energía y 1.339,47 millones en subvenciones al transporte.

En 2015 no se contempla aportación alguna al fondo de rescate MEDE ni al Fondo de proveedores.