Desaparece la cuenca oriental del Mar de Aral

Este lago que se encuentra  en Asia Central mengua peligrosamente año a año, tanto, que la cuenca oriental se ha secado por completo. En 1960 contaba con una superficie de 60.000 kilómetros cuadrados –más o menos el doble que Cataluña- y ahora apenas llega a los 6.000.

Dos imágenes tomadas por satélites de la NASA no ofrecen ninguna duda. En las propias imágenes se observa la evolución de sus aguas decrecientes.

Todo comenzó en la década de los 50, cuando los soviéticos desviaron los dos grandes ríos de la región para irrigar los cultivos de la zona.