Obama se queda sin Fiscal General

Obama anuncia la dimisión del Fiscal General, Eric Holder. A pesar de que había manifestado que no acabaría su mandato junto al presidente norteamericano, los escándalos de ciudadanos norteamericanos espiados por la Agencia Nacional de Seguridad habían minado la popularidad del ocupante de la principal silla del Ministerio Público.

Aún así, el presidente se ha deshecho en elogios a su figura, destacando que durante su periodo al frente de la fiscalía “se han reducido las tasas de criminalidad”, su labor en materia de derechos civiles y “su profunda y permanente fidelidad al ideal de igualdad de ciudadanos ante la ley”. Fue uno de los más firmes seguidores de las uniones entre homosexuales.

Holder, el primer fiscal afroamericano del país, seguirá en el cargo de forma interina hasta que sea designado un sucesor.