El ébola acaba con la vida del padre García Viejo

Redacción Irispress

A las seis de la tarde se hizo pública la noticia. Miguel Ángel García Viejo había fallecido. El Ébola pudo con él. Su estado había empeorado en las últimas horas. Estaba inconsciente; al menos no ha sufrido. Tenía 69 años.

Solo estaba recibiendo tratamiento de soporte. En unas horas paso a la hipotermia y de ahí a un fallo cardiaco.

Su cadáver será incinerado, como también se hizo con el otro religioso fallecido Miguel Pajares.