Marcha atrás de Gallardón en la aprobación de la ley del aborto

“Centrar todos los esfuerzos” en responder al desafío soberanista en Cataluña. Lacónica frase del ministro de Justicia para indicar que el proyecto de reforma de la Ley del Aborto no será debatido en el Consejo de ministros por el momento y que se pospone su tramitación.

Y no quiso ir más allá, Alberto Ruiz Gallardón. Se limitó a indicar que la semana que viene dará más explicaciones. Cortina de humo en este asunto que también aplica la vicepresidenta del Gobierno, para quien no “existe novedad” en torno a su tramitación.

A pesar de ello, parece que el Gobierno se inclinaría por no echar mas leña a un controvertido asunto que no solo podría tener un coste electoral importante para el PP si no que también está generando un fuerte debate interno y discrepancias de calado.

Quienes siguen presionando para que la reforma salga adelante son los miembros de la Conferencia Espiscopal y los grupos pro-vida.

El portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Española, José María Gil Tamayo, ha subrayado que “los compromisos electorales están para cumplirlos para orientación de los votantes” en referencia a la reforma de esta ley. Declaraciones realizadas en la celebración de la VIII Semana de Pastoral en Salamanca.

El portavoz de los obispos ha puesto de manifiesto que la elección por la vida es “una opción de humanidad” y que el proyecto de Ley del Aborto “tutelado por el ministro de Justicia, abría puertas a un cambio sustancial de pasar de la ley de plazos a una ley de supuestos”.