Al menos son tres los españoles que se han unido a las brigadas de autodefensa en Donestk -pro rusas- en Ucrania. Rafa, asturiano, no duda en dejarse fotografiar con su arma de asalto y sus compañeros de milicia. Pero no son los únicos voluntarios de nuestro país en esta zona de Ucrania, otros, como muestra la entrevista realizada en la televisión rusa, desempeñan labores humanitarias.

Los combates siguen desarrollándose entre tanto en los alrededores de Luganks, al este del país, donde se han contabilizado un centenar de muertos entre combatientes de ambos bandos.
En el terreno de lo político, el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, asegura que su país no intervendrá militarmente en Ucrania y que el Kremlin aboga por una solución pacífica en esta crisis.