Vivir bajo la falla

No todo resulta un problema. Acostumbrados a vivir bajo la pesadilla de un terremoto, como el que hizo temblar la tierra en San Francisco hace unas horas y que dejo un saldo de 100 heridos, los mas pequeños aprovechan las grietas en el asfalto para improvisar una pista de skate.