Devolución en caliente y apagón informativo

Nueva avalancha de inmigrantes intentan esta madrugada saltar la valla que separa España de Marruecos en Melilla. Un centenar de subsaharianos permanecen encaramados en la valla. Esperan que España les permita quedarse en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) en lugar de ser devueltos a Marruecos como ha sido habitual hasta ahora.

Desalojada la zona, se impide el trabajo de los medios de comunicación congregrados en los alrededores