La maldición del 11-S

 

 

Los afectados por cáncer de quienes participaron en el rescate del World Trade Center se han duplicado en el último año. El nuevo recuento realizado por el hospital Monte Sinaí  eleva la cifra de enfermos a los 2.500 frente a los 1.140 casos detectados en 2013. La mayoría están siendo tratados de cáncer pulmonar, de páncreas, tiroides, mieloma múltiple o leucemia, según relata el New York Post.

Las 37.000 personas que formaron parte de los servicios de emergencia y salud pública que participaron en el operativo tras el 11-S mantuvieron un contacto prolongado con materiales tóxicos que una década después han desencadenado los procesos cancerosos.

El Fondo de Compensación a las Víctimas esta costeando tanto los tratamientos como las indemnizaciones. Hasta la fecha se ha destinado una cantidad cercana a los 37 millones de euros.