A la memoria de Isaac Díaz Pardo, gallego ilustre que luchó porque la codicia no venciese al ingenio

La persona más lúcida que conozco asegura que la bondad es inteligente. Y como hay pocas personas inteligentes, la maldad debe de ser muy frecuente. En la década de los cuarenta, John von Newman aplicó las Matemáticas (teoría de juegos) para estudiar científicamente las estrategias de comportamiento en los conflictos entre seres humanos. Lo hizo bien: sus aportaciones le convirtieron en uno de los principales artífices de la victoria de los Estados Unidos en la Guerra Fría contra la URSS.

De los modelos de Von Newman se deducen resultados sorprendentes. Supongamos un modelo muy simple: una población donde solo existan individuos malos y otra habitada solo por buenos. La población de malos está en continua búsqueda de conflictos y la de buenos, no. Cuando un malo se enfrenta a un bueno, siempre gana el malo. Pero si se enfrentan dos malos, uno de ellos gana mucho y el otro pierde mucho. View full article »