Era cuestión de tiempo. La adaptación de los microorganismos al mundo que estamos construyendo acabaría por hacer realidad una especie que acabe creando un material imprescindible para nuestro mundo. En esta ocasión de plástico.

Investigadoras españolas han diseñado un método que utiliza una bacteria depredadora para extraer bioplástico del interior de otras bacterias productoras sin degradarlo. El sistema ya ha sido patentado. El trabajo ha sido publicado en Nature.

Para ello ha sido necesaria la genética. Los investigadores han tenido que ‘rediseñar genéticamente’ a Bdellovibrio bacteriovorus. “Lo que hemos hecho es usar la B. bacteriovorus como un agente lítico para que deprede a otra bacteria llamada P. putida KT2440 –productora de PHA– y sacar fuera lo que lleva dentro. Además, hemos rediseñado genéticamente a la bacteria depredadora para que no degrade el bioplástico acumulado por la presa”, detalla la investigadora a SINC.

El método se podría emplear también para obtener otros compuestos como enzimas o proteínas que se hayan acumulado en bacteria, ya que este tipo de bacteria es capaz de atacar una gran variedad de especies bacterianas, incluyendo las más utilizadas en industria y a alta densidad celular. Además, “su uso es seguro para los humanos puesto que no ataca células de mamíferos”, señala la investigadora.

 

Bacterias que crean bio plástico