Más de 100.000 norcoreanos esclavos del régimen en el extranjero #En 60″

“Nos tratan como a perros”. Son las palabras de uno de los 150.000 norcoreanos que trabajan para el régimen de Kim Jong Un en el extranjero. La difícil situación económica del país les obliga a buscar trabajo fuera de Corea del Norte para poder alimentar a sus familias. China, Rusia y la Unión Europea son los destinos más habituales. Allí se convierten en esclavos del régimen y trabajan en condiciones extremadamente precarias sin recibir la totalidad de su sueldo. Así lo ha revelado una investigación realizada por la BBC.

Trabajan como empleados de fábricas, obreros o astilleros sin ningún tipo de libertad. Los norcoreanos solo perciben un máximo de 100 dólares mensuales de la totalidad del sueldo, el resto es enviado al régimen en concepto de impuesto. “Todo lo que ganamos va para nuestro capitán”, afirma uno de los obreros. Los expertos lo definen como “esclavitud contemporánea”.

Se calcula que los norcoreanos esclavos del régimen generan casi 1.500 millones de dólares al año, que son destinados al programa nuclear de Corea del Norte y a la llamada “economía de Palacio”: la lujosa vida de la familia Kim.