“No puedo oírte, voy a morir aquí, necesito ayuda”

Kyle Plush, un adolescente de 16 años de Ohio, se asfixió tras quedar inmovilizado por el asiento de su coche Honda Odyssey el pasado martes. Plush, trataba de coger su equipo de tenis del maletero cuando el asiento trasero de su coche se cedió y el se quedo atrapado entre el asiento y el maletero con el pecho comprimido y así morir de asfixia.

Plush, estando atrapado en el coche, pudo hacer dos llamadas al numero de emergencia 911 gracias al asistente de voz Siri, de su Iphone. En la primera llamada, podemos escuchar como pide ayuda e intenta decir donde esta, pero la llamada se entrecortaba y no le podían escuchar bien. Tras 12 minutos, Kyle Plush vuelve a llamar a emergencias, pidiendo socorro otra vez. En esta llamada, se puede escuchar como el joven de 16 años tenia problemas para respirar por causa de la compresión del pecho. Los agentes de seguridad no pudieron encontrarlo, quien lo hizo fue la familia del joven, que gracias a una aplicación pudieron rastrear su ubicación y así encontrarle 6 horas mas tarde, ya, sin vida.

En la segunda llamada, escuchamos como el joven teme por su vida, diciendo “Seguramente no me quede mucho tiempo, así que díganle a mi mamá, si muero, que le quiero”. La oficial que respondió, decía que no pudo entenderle con claridad. “Esto no es una broma, no es una broma” repetía el joven. “Estoy atrapado en mi Honda Odyssey” le decía por teléfono a la oficial. El adolescente, nuevamente trato de indicarle la dirección en la cual estaba aparcado el vehículo, “Envíen oficiales inmediatamente, estoy casi muerto”. Poco rato después se escucha como el joven pregunta, “¿Puedes escucharme?” y repetía varias veces “Hey, Siri”.

En la grabación de la llamada, se pueden escuchar algunos golpes, que podrían ser causados por intentar moverse.

Los agentes de seguridad, aseguran que en ningún momento fueron capaces de averiguar donde se encontraba el vehículo exactamente. “Algo muy malo pasó aquí y tenemos que determinar por qué no logramos proporcionar la ayuda que quisiéramos haber dado”, expresó el jefe de la Policía de Cincinnati.

En las ultimas horas, Fox News reveló que Amber Smith, la operadora que respondió a la segunda llamada del joven adolescente Kyle Plush, publico en su muro de Facebook unas quejas sobre las horas extra que tenia que hacer y la forma en la que odiaba su trabajo por culpa de las extensas jornadas de trabajo.

Plush, fué capaz de decirle a Smith donde se encontraba durante la llamada, pero Smith no transmitió esa información a los oficiales adicionales que estaban en el lugar, dijo  Eliot Isaac, jefe de policía de Cincinnati.

La policía sigue investigando el caso de Kyle Plush.