Les drogaban para luego robarles #En60”

Les drogaban para luego robarles. Así actuaban los dos presuntos autores de 30 y 33 años de origen colombiano que para captar a sus víctimas utilizaban escopolamina, más conocida como burundanga, una sustancia que genera fuertes alucinaciones y que en grandes dosis puede causar convulsiones e incluso la muerte, también se la conoce como la “droga de la voluntad”.

Primero captaban a sus víctimas en una red social, y una vez se ganaban su confianza, les insistían a consumir bebidas con esta sustancia. Los afectados se despertaban horas después aturdidos y desorientados sin recordar nada de lo que había pasado.

Todo comenzó cuando la policía judicial de Picassent en Valencia, recibió una denuncia de un hombre que había sufrido un robo en su vivienda, tras contactar con una persona a través de las redes con perfiles falsos. Estos autores se llevaron relojes de lujo, móviles, joyas, ordenadores y dinero en metálico, por el valor de unos 255.000 euros. Además, sustrajeron tarjetas en varios cajeros llevándose unos 1.500 euros.

Los autores han sido arrestados por delitos de robos con fuerza, hurtos, estafa, robo de uso de vehículos a motor y lesiones. Los autores no residían en España y salían constantemente del país, además la Guardia Civil tenía sospechas de que podían haber cometido delitos en otros países europeos.