CaixaBank coloca 1.000 millones de euros en deuda subordinada

CaixaBank ha lanzado una nueva emisión de deuda subordinada Tier 2 por importe de 1.000 millones de euros tras recabar una demanda superior a los 2.300 millones. Así lo ha explicado la entidad a través de un comunicado.

La emisión tiene un plazo de doce años con una opción de cancelación anticipada para el emisor en el séptimo año y, de esta forma, se convierte en la emisión pública de deuda subordinada Tier 2 española de mayor vencimiento de los últimos diez años, con la que CaixaBank continua alargando su perfil de vencimientos aprovechando el entorno de bajos tipos de interés y spread de crédito.

El precio que se ha fijado para la emisión es de 168 puntos básicos sobre el midswap por debajo del precio inicial de 180 puntos básicos. El cupón se ha situado en el 2,25%.

Es la tercera emisión de deuda subordinada de CaixaBank en los últimos 14 meses y vuelve a rebajar su coste de financiación, desde midswap + 335 puntos básicos que pagó en febrero de 2017 por su emisión a 10 años a la mitad del spread en midswap (+168pbs) con esta de mayor duración, lo que refleja la buena percepción del crédito de CaixaBank entre la base inversora.

Deuda: inversores internacionales

CaixaBank, entidad presidida por Jordi Gual y cuyo consejero delegado es Gonzalo Gortázar, ha aprovechado las buenas condiciones del mercado para realizar una nueva colocación y demuestra la confianza en la solvencia y fortaleza de CaixaBank por parte de los inversores.

La emisión ha obtenido una excelente respuesta por parte de más de 180 inversores institucionales. Destaca la importante participación de inversores extranjeros, que representan el 94% de la adjudicación procedente de 15 países y la excelente calidad del libro con el 95% colocado entre fondos de inversión y compañías de seguros.

La emisión contará con la calificación de BBB-/Ba2/BBB-/BBB por parte de las agencias S&P/Moody’s/Fitch/DBRS, respectivamente.

CaixaBank, HSBC, Morgan Stanley, Nomura y SG CIB han sido los bancos colocadores de esta emisión.

De esta forma, CaixaBank completa su cuarta emisión de deuda institucional en 2018 tras haber emitido cédulas hipotecarias a 10 y 15 años, deuda senior a 5 años y participaciones preferentes eventualmente convertibles en acciones (AT1).