Una protesta que acabó en agresión #En60”

Óscar del Castillo saltó al ruedo, como tantas otras veces, para hacer una protesta contra el maltrato taurino, pero esta vez no solo le detuvieron sino que uno de los agentes le amenazó y le golpeó.

El hecho tuvo lugar en la plaza de toros de la localidad madrileña de Valdemorillo. Del Castillo fue detenido en la plaza por cuatro agentes que le acompañaron a una zona cercana a la enfermería. Una vez allí, uno de los agentes le agredió, golpeándole la cara y el costado, con el objetivo de que confesase si había ido a protestar acompañado de más personas. La víctima grabó el suceso con una cámara integrada en su reloj de pulsera, aunque esta no enfocó a los agentes, pero sí grabó la conversación que mantuvieron con el agredido. En ella se escucha al agente decir: “Qué me digas cuanta gente hay” y “Es que te voy a reventar la cabeza”.

El agente de la Guardia Civil ha sido condenado a pagar una multa de 810 euros, además de una indemnización de 600 euros por los daños causados.