El fin de Nxivm, la secta de Raniere #En60”

Desde la década de 1990, se estima que 16.000 personas se inscribieron a los cursos ofrecidos por Nxivm (nexium), una organización de autoayuda que tenía sucursales en Albany, Canadá y México. Casi 30 años después, su líder, Keith Raniere, ha sido detenido.

Nxivum tenía la estructura de una estafa piramidal: los participantes pagaban por ir a los talleres un total de 7.500 dólares. Una vez dentro, firmaban un contrato de confidencialidad, se les convencía para invertir más dinero en nuevas clases y se les motivaba para reclutar a nuevos miembros y, así, subir de escalafón. Las autoridades de EEUU afirman que Raniere creó un grupo más selecto llamado ‘DOS’, Dominante Sobre Sumiso. Un grupo formado por mujeres ‘esclavas’ que tenían amos. Las mujeres debían reclutar nuevas esclavas para convertirse en amas. Sin embargo, solo él se encontraba en la cúspide de la pirámide. El requisito para entrar era aportar información colateral que las comprometiera, para usarla como chantaje si decidían abandonar. Al entrar eran marcadas en la zona pélvica con un símbolo que contenía las iniciales de Raniere.

El líder de la secta se enfrenta a una condena mínima de 15 años de prisión por los delitos de trata de blancas y asociación delictuosa para trabajos forzados.