Le diagnostican VIH y hepatitis B por error #En60”

Fue diagnosticado por error como portador del VIH y de la hepatitis B. Durante 15 años asumió estas enfermedades como reales, provocándole una fuerte depresión y acabando en la cárcel.

Tenía 32 años cuando acudió a un hospital de Vigo con una herida en la pierna. En el informe de alta consta que el paciente había sido ingresado a través de urgencias con una herida inciso-contusa, siendo esta el diagnóstico principal. Sin embargo, en el apartado de ‘otros diagnósticos’ figuraba: “VIH y hepatitis B”. La familia le prohibió el contacto con su hija por miedo a un posible contagio y este recayó en el consumo de estupefacientes. Finalmente, acabó envuelto en una espiral delictiva que precipitó su ingreso en prisión en 2002. En 2015, el Servicio de Microbiología de la Gerencia de Gestión Integrada de Pontevedra y O Salnés constató el resultado negativo de los análisis de VIH y Hepatitis B.

La sentencia reconoce que el diagnóstico sumió en una fuerte depresión al damnificado y el hospital ha sido condenado a indemnizarlo con 60.000 euros.