¿Conoces la historia de la magia?

La primera vez en la historia que se empezó a hablar de magia y de un mago fue en Egipto. Este mago, llamado Dedi, fue descubierto en un papiro que estuvo en un palacio de Menphis, la residencia de los faraones. El truco que se relata en papiro consistía en que el mago cortaba la cabeza a un ganso y la colocaba en el suelo. Al decir unas palabras mágicas el ganso volvía otra vez a caminar como si nada.

La primera vez que se utilizó la magia profesional fue en el siglo XVII como método para entretener a la gente. Un siglo después nace el teatro de variedades, haciendo que los magos dejen de ser considerados ferientas para convertirse en artistas profesionales que cobran entrada para divertir al público.

 

La magia evoluciona constantemente

 

Hoy en día, el arte de los magos evoluciona constantemente. Los magos de hoy, además de trabajar en teatros, salen a la calle y actúan tanto en televisión como en Internet.

 

‘¡Abracadabra!’ es una actividad educativa ofertada por la Fundación Cajasol, que está pensada especialmente para el alumnado de infantil y primaria. La Asociación de Magos pretende sembrar el interés por la magia en
las escuelas enseñando cómo procesa el cerebro los juegos que se realizan sobre el escenario.

En la función se explica la historia de este arte mediante imágenes y audios. Después, un mago de corte clásico emula la magia que empezó a realizarse en los teatros franceses en el siglo XVIII con palomas, fuego, escapismo, aros o pañuelos. Disfrutaremos de diferentes especialidades como la magia de cerca, la magia de salón o las grandes ilusiones primando la colaboración del público por lo que se reservan momentos para que puedan aclarar sus dudas.