Pegging “ella da, y el recibe”

Se nota que en el sexo se van quitando tabúes y prejuicios y estamos más dispuestos a
probar cosas nuevas, e incluso hasta contar lo que hacemos, ¡sin vergüenzas!

Antaño, y para alguno que otro hoy en día, solo se podía pensar en sexo de la manera
en que el chico se ponía encima de la chica un ratito y ya está. La cantidad de placer
que se queda sin descubrir por ir tan a “saco”. Una pena.

Pero ahora, por suerte, y de verdad que lo pienso, estamos más dispuestos a jugar,
hablar, probar, cambiar de roles, añadir juguetes etc…enriquecer así la vida sexual,
para disfrutarla es absolutamente maravilloso para la pareja. Divertirse mientras se
tiene sexo es envidiable y la complicidad que se alcanza fortalece la pareja.

Hemos dejado de pensar solo en penetrar y buscar placer en otros sitios más allá del
pene. Si nos ponemos a pensar en todas las terminaciones nerviosas que tiene el ano,
que es de lo que va el “pegging” es lógico que sea una buena fuente de placer. De
hecho, ya sabemos que el punto g masculino este ahí. Aunque alguno se niegue a
creerlo.

Aunque el pegging, se está empezando a descubrir y habrá mucho reacio, es una nueva
tendencia en la que la chica toma las riendas de la relación sexual, y es ella la que
penetra al chico. Puede ser con el dedo, vibrador o arnés.

Alguno esta ya apretando el culo y diciendo “a mí eso ni de coña”. Pero es verdad que
se extiende esta nueva tendencia, y ya no solo las lesbianas usan los arneses de
penetración, en el caso de que los usaran para sus relaciones íntimas.

Al parecer los orgasmos masculinos que se experimentan al ser penetrados son más
intensos que los que tienen al penetrar ellos. Y para quien piense que la mujer no va a
sentir placer, hay arneses que son de doble penetración, con lo que también estaría
sintiendo placer, aunque a veces no hay mayor placer que ver a la pareja disfrutar, el
morbo de crear cosas nuevas lleva placer incluido, y la imaginación es lo mas poderoso
y la mayor fuente de placer.

¿Te atreves?