Le condenan a la horca en Malasia: “Mamá no lo logramos, por favor cuida a mi hijo” #En60″

Víctor Parada nunca pensó ser condenado a morir en la horca. Casi medio kilo de cocaína y una supuesta extorsión para ser mula ha terminado en pena de muerte Malasia.

Este hombre es de nacionalidad boliviana pero ha vivido durante 8 años en Alicante. En 2013 por causas desconocidas viajó a Malasia con medio kilo de cocaína en el estómago. Era carpintero en un pueblo de la Comunidad Valenciana pero tuvo un accidente laboral, perdió los dedos de la mano y lo despidieron. Esta causa pudo ser lo que le llevó a cometer el delito para poder mantener a su hijo. Víctor lleva 4 años encarcelado en Malasia y su familia luchando para trasladar al boliviano pero en enero lo condenaron a la horca. La sentencia, sin embargo, no indica cuándo será ejecutada.

“Mamá no lo logramos, por favor cuida a mi hijo” estas son las últimas palabras que le dijo Víctor a su madre. Desde esa llamada se ha agudizado el calvario para Silvia, quien vive en España e intenta hacer visible la situación.