Sexo a cambio de ayuda humanitaria #En60”

“Las agencias humanitarias están haciendo la vista gorda ante la explotación”, así ha denunciado la BBC la explotación sexual que sufren las mujeres en Siria a manos de trabajadores de la ONU y de varias ONG.

Según el último estudio del Fondo de Población de las Naciones Unidas sobre violencia de género, hay numerosos casos de mujeres y niñas que se han casado con funcionarios durante un corto periodo de tiempo para dar servicios sexuales a cambio de comida. Según este informe las mujeres más vulnerables a esta explotación sexual son las viudas y las divorciadas. El modo que tienen de operar es muy sencillo: funcionarios de la ONU y de varias ONG internacionales retienen durante varios días la ayuda que reciben para luego poder presionar a las mujeres a tener sexo si quieren recibir medicamentos, comida, ropa o cualquier artículo de higiene. El primer caso conocido se reportó en 2015 en un campamento de refugiados de Jordania.

Desde entonces, varias agencias de la ONU hicieron la vista gorda ante estos abusos para según ellos, garantizar así, que la ayuda humanitaria llegaba al sur de Siria.