Se cumplen 73 años de la Liberación de Auschwitz

Cuando la II Guerra Mundial comenzó a perder fuerza, en julio de 1944, el ejercito soviético consiguió adentrarse en el corazón de la Alemania nazi descubriendo así el primer campo de concentración en Majdanek (Polonia). El Ejército Rojo fue el primero en liberar a los prisioneros, asustados, enfermos y desnutridos de estos campos de exterminio.

El 27 de enero de 1945 las tropas soviéticas alcanzaron Auschwitz, donde encontraron alrededor de 2.000 supervivientes, débiles y enfermos que no habían podido ser evacuados. Aunque los hornos crematorios llevaban días apagados, los soldados encontraron 350.000 trajes de hombre y 880.000 abrigos y vestidos de mujer.

El Ejército Rojo liberó también Sachsenhausen, Ravensbrück y varios campos más durante los últimos días de la Guerra. Por otro lado los británicos llegaron al campo de Bergen-Belsen, liberado en abril de 1945. Un oficial británico describió: “Lo que presencié fue capaz de sobrecoger a un curtido veterano de la guerra como yo. En su interior había filas de literas que contenían a varios hombres desnudos cada una, el hedor era insoportable…. Nunca olvidaré lo que vi aquel día, ni seré capaz de olvidar a una raza capaz de semejante maldad”

El mundo tardo bastante tiempo en asimilar la barbarie y tan sólo recientemente se ha podido hacer un balance objetivo de lo que allí aconteció. Se sabe que de 1.300.000 personas que fueron enviadas al campo, 1.100.000 fallecieron y de esa cifra, aproximadamente un millón fueron judíos. La deportación de 438.000 judíos húngaros a Auschwitz durante 1944 hizo que el campo rozara los 900.000 muertos.

A pesar de rememorar la liberación del campo de concentración de Auschwitz, no podemos olvidar que fueron 6.500 hombres los que formaron parte de las SS en este campo de concentración y tan sólo 750 fueron condenados por los delitos cometidos durante el holocausto.