La jueza deja en libertad a Trapero porque no hay riesgo de fuga

La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha decidido dejar en libertad sin fianza al exjefe de los Mossos d’Esquadra Josep Lluis Trapero porque considera que no hay riesgo de fuga y que a día de hoy ya no puede comprometer la investigación, al tiempo que al haber sido apartado del cargo al frente del cuerpo policial no puede ocultar o destruir pruebas.

Así lo explica la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 en el auto en el que explica la decisión de no atender la petición de Fiscalía de imponerle una fianza de 50.000 euros, ya que considera que no hay motivos “suficientes” para incrementar las medidas cautelares que ya le impuso el pasado 16 de octubre.

Es la tercera vez que Trapero acude a declarar a la Audiencia Nacional desde que fuera imputado por sedición tras los incidentes ocurridos el pasado 20 de septiembre en Barcelona durante los registros policiales en sedes de la Generalitat. Ahora se le investiga por un segundo delito de sedición por la actuación de los Mossos d’Esquadra durante el referéndum independentista del 1 de octubre.

Tercera vez

Esta es la tercera vez que Trapero, que ha llegado vestido de paisano y acompañado de su abogada, acude a la Audiencia Nacional para comparecer por su implicación en el proceso soberanista. Ya declaró por un delito de sedición por los incidentes ocurridos durante los registros judiciales en Barcelona el pasado 20 de septiembre.

La citación de Trapero este viernes se produce después de que la jueza haya ampliado su imputación por sedición al día del referéndum, de acuerdo con el auto de citación, en el que expuso que existió un “plan premeditado” en el cuerpo policial autonómico y una “total inactividad” para evitar la celebración de la consulta ilegal.

El exjefe policial ha llegado solo, únicamente acompañado por su equipo de defensa, a diferencia de otros imputados por el proceso soberanista, que cuando fueron a declarar al Tribunal Supremo estuvieron arropados por diputados y senadores de las formaciones independentistas, así como simpatizantes.

Así se ha visto precisamente esta misma semana con las comparecencias en el alto tribunal del expresidente catalán Artur Mas, Marta Rovira (ERC), Marta Pascal (JuntsxCat) y la expresidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) Neus Lloveras.

Sin embargo, las tres veces que Trapero ha tenido que presentarse ante la jueza de la Audiencia Nacional, ningún político o simpatizante del denominado ‘procés’ ha acudido a apoyarle.

Las dos ocasiones anteriores, los únicos concentrados ante el tribunal habían acudido a jalear a los líderes de las entidades soberanistas ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente.