¿Sabe usted por qué le hemos parado?

Un madrileño de 35 años ha sido absuelto por la Audiencia Provincial de Salamanca, después de haber sido detenido el pasado mes de junio de 2017 por circular a 228 km/h por la A-62, a la altura de la localidad Carpio de Azaba, cerca de Salamanca.  Tras comprobar la velocidad a la que circulaba, la Guardia Civil montó un dispositivo policial de localización para detener el automóvil e identificar a su conductor.

A pesar de que no se pudiese acreditar que fuese él quien llevaba el volante en el momento de la infracción, la actuación de los agentes ha sido determinante para su absolución.

 

El conductor, condenado a pagar una multa

 

En un principio, el conductor fue condenado a pagar una multa de 1.620 euros y a dos años de retirada de carné; sin embargo, en el juicio posterior los magistrados lo absolvieron. Pero, ¿qué motivó esta absolución?

En el juicio, los agentes reconocieron que el conductor confesó su culpabilidad después de que estos le hubiesen preguntado ‘¿sabes usted por qué le hemos pasado?’. sin que se le hubiesen leído previamente sus derechos.

La Audiencia Provincial de Salamanca ha afirmado en su escrito que “los guardias civiles iniciaron un interrogatorio, una inquisición, una instrucción o búsqueda de la verdad sobre los hechos, en este caso sobre la autoría de los mismos, que la ley obliga a que, ineludiblemente, vaya precedida de la lectura de derechos respecto del investigado, bajo pena de nulidad del resultado de dicha inicial investigación”. “Constituiría un fraude procesal que, no siendo prueba de cargo la autoincriminación en sede policial con asistencia letrada, salvo ratificación judicial, se admitiese como prueba la autoincriminación en un interrogatorio preliminar y sin información de derechos”.