La secretaria general de ERC, Marta Rovira, declara como investigada desde las 9:20 horas ante el magistrado del Tribunal Supremo Pablo Llarena, que la implica en la organización del denominado ‘procés’ que culminó con la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) del pasado 27 septiembre.

Ni la Fiscalía ni la acusación popular, ejercida por el partido VOX, tiene previsto en principio solicitar su entrada en prisión provisional, si bien fuentes consultadas señalan que esta posibilidad puede valorarse en función de sus afirmaciones ante el juez.

Diferentes documentos e intervenciones telefónicas que obran en el procedimiento la sitúan como pieza clave en la organización del referéndum ilegal y de otros actos investigados por ser presunta rebelión, sedición y malversación de fondos públicos.

Rovira llegó a la sede del alto tribunal ha llegado este lunes al Tribunal Supremo alrededor de las 08.30 arropada por los aplausos y gritos de ánimo proferidos de decenas de miembros de ERC que la esperaban a las puertas del edificio, entre ellos miembros de ERC, JxCat, PDeCat y Demòcrates.

Con esta declaración y la fijada a las 11.00 horas de hoy de la coordinadora general de PdeCAT, Marta Pascal, igualmente como investigada, continúa la ronda de declaraciones fijada por Llarena .

El martes será el turno del expresidente de la Generalitat Artur Mas y la expresidenta de la Associació de Municipis per la Independència (AMI) Neus Lloveras, y el miércoles está citada la exdiputada de la CUP Anna Gabriel, que la semana pasada se encontraba en Suiza preparando su defensa y no ha desvelado si finalmente acudirá a la cita judicial.

El cargo de Rovira aparece ten el documento ‘Enfocats’ como en la agenda de Josep María Jové, que fue número dos del exvicepresidente de la Generalitat Or iol Junqueras. Formaría parte de una especie de comité estratégico del ‘procés’ junto a otros imputados en la causa como el expresidente de Catalunya Carles Puigdemont; el exvicepresidente Oriol Junqueras; el expresidente de la ANC Jordi Sànchez; el líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart –los tres últimos en prisión–; la expresidenta del Parlament Carme Forcadell; y el exmiembro de la Mesa Lluis María Corominas (PDeCAT).

Según las investigaciones estos investigados, junto a los exmiembros de Govern y de la Mesa del Parlamento de Cataluña parecen haber tenido una participación principal y destacada en el desarrollo del ‘procés’, “aportando el apoyo político que precisaron la actuación parlamentaria y la actuación de ejecución que llevaron este proceso a término”, tal y como detalladamente se refiere en el atestado elaborado por la Guardia Civil obrante en la causa.