El juego online se asienta en 2017 como una de las principales fuentes de ingresos

La economía actual se sustenta cada vez más en los ingresos que se generan a través de internet. Dicho de otra manera, el mundo virtual se ha convertido en uno de los motores de la economía europea. Dentro de este nuevo panorama, España no es una excepción, al asentarse el juego online en este 2017 como una de las principales fuentes de ingresos.

Con el paso de los años, nuestro país se ha ido equiparando a los de su entorno político. El inicio del cambio llegó en 2012. Ese año entró en vigor la Ley Ordenación del Juego online, modificándose la regulación de un sector que precisaba de un nuevo marco jurídico, para dar validez a las primeras licencias y poder así operar las empresas del juego en suelo español. El impacto de estos operadores en nuestra sociedad es cada vez más visible. Basta con echar un ojo a los números que nos deja el 2017. Según la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), el 2017 se despedirá con unos beneficios más que reseñables, ya que durante el tercer trimestre en España se han jugado más de 2.400 millones de euros en los diferentes juegos online. Un sector, el del juego, en el que el casino online empieza a coronarse como la primera opción de ocio virtual entre los españoles. De la cantidad total apostada, 1.500 corresponden a las opciones virtuales que ofrece el casino, es decir, un 47% del total. Supone, por tanto, un porcentaje mayor que el destinado a las apuestas deportivas, que desde la irrupción de las tragaperras y el póker gozan de menos salud.

Seguirá creciendo en los próximos años

A nivel global, la perspectiva es positiva. Los diferentes estudios apuntan a que el juego online seguirá creciendo en los próximos años a un ritmo de entre el 25% y el 30%. En otras palabras, se espera que en el futuro inmediato las cifras superen los 11.000 millones de euros que movió este mercado en todo el 2016. De hecho, dice la estadística que unos 700.000 españoles se han dejado atraer por el fascinante mundo de las apuestas virtuales en 2017.

Existen multitud de factores para explicar este continuo crecimiento. El juego online ofrece muchas ventajas con respecto a los métodos más clasistas de apuestas, atrayendo cada vez a un mayor número de jugadores. En este sentido, habría que mencionar la posibilidad de jugar a cualquier hora del día. No existen restricciones horarias ni tampoco de vestimenta, también gozan de mejores mecanismos de seguridad. Basta con tener un móvil de última generación, para disfrutar de las muchas opciones que ofrecen el juego online y sobre todo el casino. Las tragaperras, la ruleta, el póker y el blackjack son solo algunas de las muchas opciones disponibles. Además, todos o casi todos los juegos, regalan atractivos bonos de bienvenida y la posibilidad de jugar con crupieres profesionales en directo. Este tipo de ventajas han convertido al juego online en una modalidad de ocio, que empieza a tener la misma importancia que en países como Inglaterra.