Santamaría ve una “solución imposible y ridícula” la presidencia simbólica para Puigdemont

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha afirmado que es “imposible” y hasta “ridículo” que los independentistas estén planteando una presidencia simbólica desde Bruselas para Carles Puigdemont, quien, a su juicio, “solo piensa en él”. “Esto ha llegado a su fin”, ha enfatizado, para añadir que “esto es una ridiculez y una falta de respeto a los catalanes”.

En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, Santamaría ha afirmado que “esto o puede permanecer así indefinidamente” porque el expresidente catalán tiene que rendir cuentas a la Justicia”. Dicho esto, ha recalcado que cuando se procese a Puigdemont se le suspenderán sus derechos políticos.

Sáenz de Santamaría ha criticado las reuniones entre JxCAT y ERC en Bruselas para “salvarle el tipo a un señor que ha incumplido la ley” y que se ha “fugado” en vez de dar cuentas ante la Justicia. “Estamos hablando de cómo Puigdemont queda desairado, es una megalomanía absurda”, ha apostillado, para añadir que una presidencia simbólica desde Bruselas es una “solución imposible y ridícula”.

 

No puede vivir a costa de los catalanes

 

Tras asegurar que da la sensación de que los demás independentistas están “deseando quitárse de en medio” a Carles Puigdemont, Sáenz de Santamaría ha negado contactos con el independentismo. “Con fugados de la Justicia o encarcelados no tenemos relación”, ha aseverado.

Además, la vicepresidenta del Gobierno ha admitido que los expresidentes autonómicos pueden recibir una asignación pero ha recordado que para eso hay que “cumplir unas obligaciones” y en este caso están hablando de un “huido” de la Justicia. “No puede ser presidente de la Generalitat ni va a vivir a costa de los catalanes”, ha proclamado.