La esterilización forzosa en España #En60”

Durante 2016, 140 personas fueron esterilizadas forzosamente en España, según la Fundación Cermi Mujeres, algo que constituye un delito.

A pesar de que la esterilización es legal en España cuando está unida a un proceso de incapacitación, para Cermi Mujeres supone una desobediencia de las recomendaciones de Comité de Naciones Unidas sobre los Derechos de Personas con Discapacidad y una usurpación del derecho de las mujeres a decidir el número de hijos que quieren tener. Ana Peláez, vicepresidenta de la Fundación, afirma que la esterilización se practica en muchas ocasiones después de la primera menstruación, al llegar a la mayoría de edad o tras una violación o abuso sexual. Peláez asegura que son muchas las mujeres que piden que se denuncien los hechos ya que se sienten encadenadas y excluidas de la sociedad.

 

Según los datos del Consejo General del Poder Judicial, en los últimos diez años, alrededor de un millar de personas con discapacidad fueron esterilizadas.