La capa de ozono sigue adelgazando en latitudes medias

Aunque la capa de ozono, que protege la vida en la Tierra de la radiación solar, se recupera en la Antártida, sigue adelgazando en las densamente pobladas latitudes medias y los trópicos.

En el siglo XX, cuando se liberaron en la atmósfera cantidades excesivas de hidrocarburos clorados y bromados que agotan el ozono, la capa de ozono en la estratosfera, es decir, a latitudes de 15 a 50 kilómetros se redujo a nivel mundial.

El protocolo de Montreal introdujo una prohibición de estas sustancias de larga duración en 1989. En el cambio de milenio, la pérdida de ozono estratósferico parecía haberse detenido y, hasta ahora, los expertos esperaban que la capa de ozono global se recuperar por completo a mediados de siglo.

Sin embargo, ahora, científicos alertan de un preocupante descubrimiento y es que la concentración de ozono en la parte interior de la estratosfera ha disminuido en latitudes comprendidas entre 60º sur y 60º norte.

 

El ozono se forma en la estratosfera

 

Esta capa se forma en la estratosfera, principalmente en altitudes superiores a 30 kilómetros en los trópicos y, desde allí, se distribuye alrededor del mundo por la circulación atmosférica.

Las razones de la continua disminución aún no están claras. Sin embargo, los autores tienen dos posibles explicaciones. Por un lado, el cambio climático está modificando el patrón de circulación atmosférica, moviendo el aire de los trópicos más rápido y más en la dirección polar, de modo que se forma menos ozono.

Por otro lado, las sustancias de vida muy corta que contienen cloro y bromo están en aumento y podrían ingresar cada vez más a la estratosfera inferior, por ejemplo, como resultado de tormentas eléctricas más intensas.