Isabel Pantoja se pronuncia sobre la polémica de Chabelita

La vida de Isabel Pantoja cambió radicalmente desde que se convirtió en abuela por primera vez en el 2012.

Su primer nieto es Francisquito, hijo de Kiko Rivera y Jessica Bueno, y la tonadillera lo celebró posando con los dos juntos y el pequeño en la revista ¡Hola!.

El nacimiento de ese primer nieto supuso para ella una gran felicidad teniendo en cuenta que estaba pasando por uno de los peores momentos de su vida, aunque la separación de su hijo con la modelo, Jessica Bueno, truncó sus planes de tener una familia unida y feliz.

Después, sin esperarlo, llegó el hijo de Chabelita, que aunque a la Pantoja no le hiciera mucha gracia al principio teniendo en cuenta la juventud de su hija, según fuentes cercanas a la familia, el pequeño Albertito es una de las mayores debilidades de su abuela.

El hijo de Isa Pantoja y Alberto Isla nacía en el año 2014, y la cantante acompañó a su hija en el parto, lo que las unió aún más de lo que ya lo estaban.

La tercera en llegar fue Ana Rivera, la primera hija de Kiko e Irene Rosales, que es la nieta que más tiempo pasa con la artista, ya que la custodia de Francisco la tiene Jessica Bueno en su mayoría y el pequeño Alberto no vivía cerca de su abuela.

Isabel Pantoja ha podido disfrutar de Ana ya que siempre la han llevado a Cantora para que compartiese momentos con su abuela. Y ayer, llegaba la pequeña Carlota, completando de felicidad a la cantante. Parece que la cuarta nieta de la tonadillera ha conseguido sacar su lado más amable.

La artista es una abuela orgullosa y presume de ello siempre que tiene ocasión como en sus conciertos, que les dedica una de las canciones más emotivas de su último disco, Abrázame, que le compuso un amigo suyo. Y es que cada vez que se sube a un escenario tiene muy buenas palabras para sus cuatro nietos, incluyendo ahora a la pequeña Carlota, la última en sumarse a la familia Pantoja.