Una bola de fuego como compañera de viaje

Un conductor de 49 años circula con una bola de fuego durante al menos 20 kilómetros en el remolque de su coche. El vehículo como se puede observar en el vídeo va dejando rastro de fuego por toda la carretera.

Una patrulla de policía en esta carretera de Australia fue quien se encontró a este peculiar conductor.

Por el momento se desconoce el motivo por el que este conductor no paró su vehículo y decidió continuar con una bola de fuego en su parte trasera del coche.