Los talibán niegan estar detrás del atentado contra la sede de Save the Children en Jalalabad

Los talibán han negado estar detrás del atentado perpetrado a primera hora del día contra la sede de la organización no gubernamental Save the Children en la localidad afgana de Jalalabad, capital de la provincia de Nangarhar (este), que ha dejado al menos once heridos.

El grupo insurgente se desvinculado del ataque a través de un mensaje en la red social Twitter, según han recogido varios medios del país centroasiático.

Fuentes citadas por la cadena de televisión local Tolo TV han indicado que tras el atentado suicida un grupo de hombres armados han irrumpido en el edificio. En la zona se encuentra también la Dirección de Asuntos de la Mujer.

El portavoz del gobierno provincial, Ataulá Joghyani, ha asegurado que las fuerzas de seguridad se están enfrentando a los atacantes en el lugar. Las fuerzas especiales han llegado a la zona del ataque, que ha sido acordonada por las autoridades.

Los medios afganos han publicado a través de redes sociales varias fotografías en la que se puede ver a niños escapando del lugar del atentado poco después del ataque, así como un vehículo en llamas frente al edificio atacado.

Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del atentado. Estado Islámico cuenta con una importante presencia en Nangarhar, donde las fuerzas de seguridad han aumentado sus operaciones junto a las tropas internacionales para hacer frente al grupo yihadista.