San Francisco de Sales, patrón de periodistas y escritores

Santo de la Edad Moderna (1567-1622), doctor de la Iglesia, titular de la Familia Salesiana y patrono de los escritores y los periodistas. Es San Francisco de Sales, el primer prescriptor de noticias.

Nacido en el castillo de Sales situado en el Ducado de Saboya (actual Alta Saboya en Francia) en el seno de una familia aristocrática, con tan solo 13 años de edad se desplazó a París para formarse junto a los jesuitas. Más tarde cursó estudios de Derecho y Teología, primero en La Sorbona, histórica universidad de París y después en la Universidad de Estudios de Padua, en Italia.

Según explica el blog de CaixaBank, una vez terminados sus estudios, y ante la gran sorpresa de su familia, se produjo un importante acontecimiento: el canónigo de Sales, con la ayuda del obispo de Ginebra, mantuvo conversaciones directas con el papa, que nombró al futuro santo deán del capítulo de Ginebra en 1593.

Así, y tomando como modelos de conducta a San Francisco de Asís y a san Felipe Neri, inició su sacerdocio a los 26 años de edad. Sus primeras labores eclesiásticas consistieron en evangelizar a los protestantes de la región de Chablais, que recientemente se había restituido al Ducado de Saboya.

Se vio obligado a llevar una vida nómada, durmiendo de manera frecuente a la intemperie y exponiéndose a grandes peligros: los más graves, dos tentativas de asesinato. Sin embargo, no cejó en su empeño y, tras el éxito de la misión, Francisco de Sales fue nombrado coadjutor en el obispado de Ginebra en 1599. Tres años más tarde, tras la muerte del nuncio Claudio Granier, fue ordenado obispo de Ginebra.

Primer prescriptor de noticias

Además de sus labores eclesiásticas, San Francisco de Sales realizó una prolífica actividad literaria que ya había iniciado en su época en Chablais. Redactaba folletos que se distribuían diariamente entre la población, con lo que se convirtió en el primer prescriptor de noticias.

San Francisco de Sales fue un gran influyente. Sus obras más recordadas son Controversias, Defensa del estandarte de la Cruz, Introducción a la vida devota, Tratado del amor de Dios, Conferencias espirituales, Sermones y Cartas. También fue nombrado predicador en los púlpitos de París entre 1618 y 1619.

Tras su muerte en 1622, san Francisco de Sales fue bienaventurado, canonizado y proclamado doctor de la Iglesia por diferentes papas. En 1923, fue Pío XI quien lo designó santo patrón de los escritores y los periodistas en su encíclica Rerum Omnium Perturbationem. En ella, el pontífice indicaba que es muy necesario que los periodistas “muestren en todo momento que el rigor siempre ha estado unido a la moderación y la caridad, que era la característica especial de san Francisco”.