Prisión para la mujer que estafó a su abuelo #En60”

La mujer que estafó 45.000 euros a su abuelo tras hacerle creer que sufría un tumor cerebral, ha sido condenada a un año y nueve meses de prisión.

La mujer consiguió que su abuelo creyese que ese dinero era pagar el tratamiento que le permitiría curarse de la supuesta enfermedad. La nieta controlaba la medicación del hombre y le suministraba la dosis que ella consideraba necesaria. El anciano sufrió una caída en febrero de 2015 y su nieta le trasladó al municipio de Pravia en Asturias, privándole de todo contacto con sus familiares y manejando sus cuentas. El día que el hombre falleció la acusada le suministró benzodiacepinas y barbitúricos, ambos prescritos por el médico, que provocaron un efecto secundario de depresión respiratoria en el anciano, ocasionándole la muerte.

Sin autorización médica, la acusada comenzó a suministrarle, además, cuatro pastillas diarias de Orfidal y tres gotas de Haloperidol, llegando, en una ocasión, a inmovilizar al hombre con una sábana para darle la dosis, ya que él se negaba a tomarla.